Aguanten los trabajadores de la línea 60


Persecución sindical

 ¡Aguanten los trabajadores de la 60!

El Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria con los trabajadores adentro. La empresa DOTA a su vez, envió diez telegramas de despidos y quince suspensiones.

En esta semana, luego de que la empresa DOTA iniciara previamente una campaña de desprestigio y demonización contra los trabajadores de la Línea 60 en varios medios masivos de comunicación, los trabajadores recibieron veinticinco telegramas (diez despidos y quince suspensiones) dando comienzo a la segunda fase del conflicto que se inició con el asesinato patronal de David Ramallo el pasado 9 de septiembre.

Es la segunda fase porque, luego de que la empresa mudara su cabecera de Constitución a Barracas, el cuerpo de delegados junto con los trabajadores de la 60 denunciaron la precariedad de las condiciones en que se encontraban y que eso podría traer graves consecuencias. A los pocos días de la denuncia se produjo la muerte de David cuando un coche lo arrastró al fallar la seguridad de un autoelevador.

Al momento de ocurrir el hecho, los trabajadores rompieron una puerta para pedir explicaciones a los jefes de personal. Con esta excusa la empresa vuelve a la carga contra el combativo activismo de la 60.

Los trabajadores junto al cuerpo de delegados fueron al sindicato  y juntos asistieron al Ministerio de Trabajo quien dictó la conciliación obligatoria. Así las cosas, los compañeros se alistan para frenar un nuevo plan de embate de la patronal que intenta desarticular su organización de base y de cara a la próxima negociación paritaria.

Las irregularidades en seguridad laboral en la cabecera de Barracas dejaron en descubierto como la voracidad capitalista no duda en exponer la vida y la salud de cada trabajador. Frente a esto, es importante poner en pie y seguir construyendo comisiones internas de base y democráticas, como en la 60, para enfrentar el ajuste que las patronales quieren imponer precarizando nuestras condiciones de trabajo, aún a costa de nuestras vidas.

¡Basta de persecución a los que luchan!
¡Justicia por David Ramallo!
¡Aguanten los trabajadores de la 60!