Marcha Federal Educativa: 400.000 docentes cayeron en Plaza de Mayo


 

Tan inmensa como histórica, fue la jornada de ayer donde docentes de todo el país demostraron el orgullo de defender la educación pública y su dignidad como trabajadores y trabajadoras. La Marcha Federal Educativa fue una demostración rotunda que, a 3 semanas de iniciado este plan de lucha, aún no llegó a un techo: la capacidad de movilización es cada vez mayor ante los aprietes, difamaciones y operaciones de desprestigio que el gobierno ha llevado adelante durante estas últimas semanas y que inclusive contaron con declaraciones del Jefe de Gabinete Marcos Peña en el mismo momento que cientos de miles de docentes estábamos en Plaza de Mayo.

Con total descaro, el Jefe de Gabinete dijo en Diputados: “La cultura del paro es lo que termina fortaleciendo la fuga a la escuela privada”. Una respuesta contundente a las barbaridades que el presidente y diversos funcionarios de su gobierno han dicho los últimos días, demostrando un desinterés total por la realidad y las problemáticas sociales que atraviesa nuestro pueblo sumado a una demostración concisa de desprecio por la educación pública.

Sin embargo, la convocatoria en Plaza de Mayo fue una contundente demostración que expresó la profunda adhesión al reclamo por parte de toda la base docente, a la vez que muestra una unidad de todos los gremios del sector, sumado a la solidaridad de varias organizaciones del campo popular, y principalmente de la población que acompañó la movilización desde balcones y veredas, con aplausos y expresiones de aliento.

Desde las 9am las columnas de maestros y maestras concentraron en 3 puntos, siendo de una impresionante magnitud la que cruzó por el Puente Pueyrredón, donde caminaron trabajadores y trabajadoras de la educación de todo el sur del conurbano y las provincias patagónicas.

La movilización conformada en unidad exigió paritarias nacionales y romper el techo salarial impuesto en el 18%, con la conciencia de que ésta es también una lucha política para quebrar el plan de ajuste del gobierno.

Por su parte, el ministro de educación Esteban Bullrich ya adelantó una respuesta marcando inflexibilidad del gobierno, sosteniendo la estrategia de la paritaria testigo y planteando que no se abrirán paritarias y que ya han aumentado el piso salarial además de triplicar los fondos nacionales para sueldos.  Es así, como el gobierno nacional intenta borrar de un plumazo el derecho de los trabajadores y trabajadoras para cimentar el des-financiamiento y la descentralización de la educación, a la vez que desconoce el nivel de inflación robando un 10% del salario docente.

La docencia se ve fortalecida con esta demostración de fuerza y tanto en la provincia de Buenos Aires como en varias de todo el país, se mantiene el paro.

¿Cómo seguimos?

La conducción burocrática lanza una tregua: por parte de CTERA hasta el 30 de marzo, día en que se realiza la movilización convocada por las distintas CTA. Los demás gremios nacionales hasta el 6 de abril empalmando con el Paro General arrancado por las bases, a la conducción de la CGT.

La respuesta del ministro Bullrich no admite ninguna tregua: el avance de las movilizaciones NO debe detenerse y debemos cosechar el gran apoyo del conjunto de los trabajadores y trabajadoras para derrotar el ajuste.

Debemos convertir la defensa de la educación pública en una gran causa de la clase trabajadora.

 

¿Qué pasa en CABA?

A nivel ciudad Ciudad de Buenos Aires, la docencia ha demostrado una continuidad en la participación muy importante. Lejos de menguar, la cantidad de trabajadoras y trabajadores movilizados es cada vez mayor. En ese sentido el día lunes se llevó adelante una masiva marcha de antorchas, convocada por Ademys y asambleas distritales, que desfiló por Corrientes hasta el Obelisco. El martes 22 de marzo, primer jornada de paro, hubo cortes, volanteadas, bocinazos, ollas populares y caravanas  diseminados por distintos puntos de la capital.

Sin embargo aún falta más: el gobierno de ciudad no ha vuelto a convocar una nueva mesa salarial.

Al terminar la marcha Federal educativa, y como ya estaba pautado, 400 docentes porteños/as realizaron una asamblea abierta convocada por Ademys, en las puertas del Ministerio de Educación de la Ciudad. Allí se resolvió parar el día 30 de marzo en el marco del paro de CTERA y realizar una nueva marcha de antorchas el día anterior, 29 de marzo, desde el Cabildo hasta el Ministerio de Educación porteño, montando allí un acampe, festival y vigilia a las vísperas del paro del 30. Al día siguiente se participará de la movilización central para luego volver a realizar otra asamblea y decidir pasos a seguir.

 ¡LA LUCHA CONTINÚA! ¡SE PUEDE GANAR!

¡Si ganan los y las docentes, GANAMOS TODOS!