A 41 años del golpe genocida: Multitudinario grito por Memoria, Verdad y Justicia


En todo el país se conmemoró el golpe de Estado de 1976 con grandes movilizaciones populares que denunciaron también la “reconciliación histórica” que promueve el macrismo con los genocidas y la escalada represiva del Estado.

El gobierno de Mauricio Macri intentó por todos sus medios descalificar y desmovilizar en el aniversario del golpe genocida, en línea con su intento por negar la memoria histórica y la magnitud de la masacre ocurrida en nuestro país. Esta política, que se mostró sin medias tintas en las declaraciones de diversos funcionarios, va de la mano de la creciente criminalización del movimiento obrero y popular para imponer un fuerte ajuste a la clase trabajadora.

Sin embargo, la enorme convocatoria de centenares de miles volvió a dar una bofetada a Cambiemos y coronó, además, un mes de históricas movilización en el país.

Buenos Aires

En Buenos Aires, donde se realizaron las mayores concentraciones, las organizaciones de DDHH que apoyaron al gobierno anterior y fuerzas del kirchnerismo realizaron un importante acto que, sin embargo, estuvo dominado por el llamado “vamos a volver” y que intentó copar la Plaza de Mayo para sí a lo largo de la jornada. Como contraste, la convocatoria del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia -integrados por más de 300 organizaciones populares independientes- reunió a decenas de miles de personas que entrada la tarde pudieron ingresar con sus banderas para reclamar la cárcel a los genocidas, denunciar la represión y ajuste de Macri, y reclamar por Julio López, Luciano Arruga y todos los desaparecidos en democracia.

El ingreso a la Plaza de la columna del EMVyJ sumó a una nueva demostración popular contra el gobierno de Cambiemos. El Frente Único IR-HN participó con una numerosa y bulliciosa columna dentro de Poder Popular -Corriente de Izquierda- que desplegó una fuerte agitación en la marcha.

Mendoza

En Mendoza fuimos parte de la columna de la Multisectorial en Lucha. Este año, este espacio compuesto por partidos de izquierda, sindicatos y organizaciones de diversos sectores decidió poner en pie una columna propia en la marcha encabezada por los organismos de derechos humanos. La marcha en su totalidad contó con más de 10.000 personas.

Bajo la consigna “Son 30.000: fue genocidio” del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, nuestro Frente Único marchó junto a numerosas organizaciones con las que nos encontramos y construimos a diario: Fadiunc, Judiciales, ATE, La Chipica – FOL, Coordinadora Feminista, Feriantes de Guaymallén, La Caldera, Raíz Popular, Juventud Insurgente, Agrupación Marrón Maestra Silvia Núñez y la Agrupación Feminista Aquelarre.

La intervención de nuestra organización tuvo como ejes centrales la reivindicación de la lucha por los derechos humanos de ayer y de hoy, la defensa de todas las conquistas de la lucha popular en esta materia, la denuncia del ajuste feroz que descarga el gobierno de Cambiemos sobre la clase trabajadora y todos/as los/as oprimidos, la exigencia de cárcel a todos los genocidas y la reivindicación del proyecto por el que lucharon nuestros/as 30.000 compañeros/as desaparecidos/as: una sociedad sin opresión ni explotación.

Córdoba

Durante la tarde organizaciones políticas y sociales concentraron en la intersección de Colón y Cañada de la capital cordobesa. “Son 30.000, fue un genocidio”, “perpetua a Milani” y “basta de gatillo fácil” fueron las consignas centrales de la columna q conformo la izquierda. Con una amplia convocatoria de más de 5000 personas, la columna compuesta por partidos políticos, organizaciones territoriales, centros de estudiantes y organizaciones de género marcó la cancha denunciando la represión de ayer y hoy, el ajuste del gobierno macrista, de Schiaretti y de todos los gobernadores kirchneristas. Una columna con apuesta a la construcción de la independencia política de las y los trabajadores que a las 20 hs. arrancó a marchar con destino a Plaza San Martín donde se encuentra el ex centro clandestino de detención D2 y realizar ahí un acto unificado.

San Luis

En Villa Mercedes vivimos una jornada con mucha fuerza y actitud para estar en la calle, levantando las banderas de lxs 30.000 y denunciando la avanzada derechista que impulsa el actual gobierno de Macri. Nos convocamos en plaza del Mercado, donde el espíritu joven y rebelde era mayoría, acompañadxs de familiares y militantes de los ‘70, que aún siguen organizadxs. También estuvo presente la familia de Abel Ortiz, que con la movilización y lucha constante, enfrentan la impunidad del aparato estatal, garante y ejecutor de las desapariciones de personas en democracia.

La marcha llegó hasta la plaza Lafinur, frente a la ex cárcel (hoy escuela) donde se realizaban torturas y violaciones a lxs detenidxs-desaparecidxs durante el golpe. Allí se realizó un acto artístico, cultural y político, donde por distintos medios se expresó el repudio al golpe y la recuperación del proyecto político de la generación de los 60 y 70. A su vez, se recuperó la historia de lxs más de 400 se recuperó la historia de lxs más de 400 miembrxs de colectivos disidentes, que fueron desaparecidxs y torturados por su identidad y apariencia. Denunciamos los dos feminicidios recientes en la provincia. También denunciamos al actual gobernador Alberto Rodríguez Saá, entre otras cosas, por la carta que envió al represor Massera en 1976, que provocó la desaparición y asesinato de personas.

Valoramos que pudimos, por segundo año consecutivo y con mayor convocatoria, impulsar una marcha organizada independientemente de los partidos patronales y de las organizaciones que hoy presentan una alianza con el gobernador.