¡A construir Poder Popular!


La Corriente de Izquierda PODER POPULAR, que impulsamos desde el Frente Único IR – HN junto con otras fuerzas hermanas, se lanzó e intervino con energía en las movilizaciones populares que tuvieron lugar durante marzo. Ahora se presentan nuevos desafíos para desarrollar y poner en pie una fuerza social transformadora.
El surgimiento de una nueva herramienta frentista no podría haber sido más oportuno: durante el último mes pudo apreciarse con claridad el creciente malestar popular con el gobierno que se manifestó en las grandes movilizaciones como los paros docentes, la marcha de la CGT, el Paro Internacional de Mujeres del 8 de Marzo, el aniversario del golpe genocida, la movilización del 30, entre otros. Desde PODER POPULAR – Corriente de Izquierda intervinimos en cada una de esas jornadas en forma unitaria sin abandonar nuestra independencia política, con nuestros propios planteos y marcando la necesidad de una salida de fondo para nuestro pueblo.

Debates
Nuestra orientación de fortalecer una propuesta política de izquierda contrasta con el “vamos a volver” al cual el kirchnerismo quiere subordinar todas las movilizaciones populares críticas al macrismo y con el cual quiere canalizar la bronca popular. Nuestra iniciativa, por el contrario, pasa por desarrollar una alternativa política propia de la clase trabajadora, porque entendemos que no existe la posibilidad de una transformación social profunda de la mano de la integración al PJ y las fuerzas patronales, sino solamente si las grandes decisiones del país las toma el pueblo trabajador en sus manos.
De cara a este objetivo, consideramos como un piso valioso el alcanzado por el FIT en términos de visibilización de cara a las y los trabajadores de un programa clasista, en contra de los intereses del gran capital. En este sentido, y siendo conscientes de que la referencia de izquierda es aún incipiente de cara a la clase, es que creemos que nuestra emergente Corriente de Izquierda debe buscar intervenir en estas elecciones en el marco de dicho frente. Esto no implica desconocer las importantes diferencias que guardamos con las fuerzas que componen el FIT -ya sea en términos estratégicos, frente a su caracterización de procesos latinoamericanos, o en el excesivo abono a las riñas internas-. Nuestra Corriente aspira a construirse desde una lógica distinta en el marco de la izquierda donde se trabaje por una intervención común en el conjunto de las luchas de nuestro pueblo y sirva para sumar e interpelar a sectores más amplios de nuestro pueblo.

Un programa para la clase trabajadora
Un eje central de nuestra propuesta política tiene que ver con dar una respuesta a las duras condiciones por las que pasan las y los trabajadores, en el marco de la profunda recesión económica que venimos padeciendo, y con un gobierno de ricos que quiere arrancar nuestras conquistas y orientar los recursos hacia empresarios y banqueros.
Frente a un panorama marcado por cientos de miles de despidos y suspensiones, planteamos la promulgación de la ley de prohibición de despidos y la reincorporación de todos/as los/as trabajadores/as despedidos/as. Defendemos políticas de pleno empleo para todo el pueblo trabajador, lo que pensamos puede garantizarse, entre otras medidas, reduciendo la jornada laboral a 6 hs sin afectar el salario.
Defendemos un salario mínimo igual a la canasta familiar, que hoy alcanza casi 25.000 pesos, y reclamamos por la derogación del impuesto al salario
Defendemos el trabajo digno, los puestos de trabajo y el salario. Rechazamos el ataque a las condiciones de trabajo de todo el pueblo y planteamos en cambio, la eliminación de las leyes de flexibilización laboral y la prohibición de la tercerización. Luchamos por estabilidad laboral y pase a convenio o planta a las y los trabajadores precarizados de los distintos sectores.
Nos paramos en defensa de Convenios Colectivos de Trabajo, que quieren ser borrados de un plumazo por el gobierno de CEOs, y en defensa de paritarias libres y sin techo salarial, promoviendo la elección de delegados/as paritarios en ámbitos democráticos y asambleas de base.
Frente a las condiciones desiguales que muchas veces sufren jóvenes, mujeres, identidades de género disidentes e inmigrantes, reclamamos una igual remuneración por igual tarea. Para que no haya divisiones entre las y los trabajadores por edad, género o nacionalidad.
Defendemos la aplicación efectiva de las normas de seguridad e higiene en nuestros trabajos, para evitar accidentes laborales y muertes obreras a causa de la desidia empresaria. Creemos que para eso es importante impulsar comisiones obreras elegidas en asamblea de seguridad e higiene en los lugares de trabajo.
Luchamos por la prohibición del trabajo infantil y la eliminación efectiva del trabajo esclavo en instalaciones clandestinas. Para eso promovemos la penalización y expropiación a los empresarios que ejerzan el trabajo esclavo.
Defendemos el derecho de asociación y organización gremial y política. Por eso exigimos garantías de libertad y democracia sindical, y protección a los trabajadores que denuncian a los patrones y/o ejercen su derecho a huelga.
Y frente al vaciamiento empresario que deja a las y los trabajadores sin sus puestos de trabajo y lleva a muchos de ellos a formar cooperativas, defendemos la expropiación de todas las fábricas recuperadas y controladas por sus trabajadores. Y para su funcionamiento, reclamamos presupuesto del Estado para la renovación de sus instalaciones y maquinaria, y el impulso de su crecimiento e industrialización.

Una fuerza transformadora
Ya hemos comenzado con reuniones por distrito para agrupar a espacios de base y activistas interesados en participar de este proceso frentista y unitario. Durante el mes de abril pondremos mesas de difusión en las principales estaciones de tren, esquinas transitadas, parques, lugares de trabajo centros neurálgicos.
Impulsamos, en este marco, la puesta en pie de comités de apoyos zonales para articular la construcción de Poder Popular desde abajo y que estos a su vez puedan promover sus propias iniciativas locales.
En esa perspectiva, el 6 de mayo realizaremos un gran acto que nos proponemos sea una instancia masiva para que nuevos sectores se acerquen a conocer nuestra propuesta política. Será sin duda un gran desafío para todas las fuerzas que integramos la Corriente pero lo hacemos entusiasmados por el ascenso de la resistencia obrera y popular a este gobierno de hambre.
Para derrotar el ajuste del macrismo y por una Argentina sin hambre ni explotación, ¡Construyamos Poder Popular!