San Miguel pide justicia por Micaela


Este sábado, tras la noticia del femicidio de Micaela García una convocatoria nacional llamó a concentrarse en las plazas del país, y San Miguel, nuevamente, fue reflejo de la lucha por la vida de las mujeres. 

 

La noticia fue un baldazo de agua fría. Y la lluvia parecía empeorarlo. Pero para el ya instalado espíritu feminista sanmiguelense, nada de eso fue atenuante suficiente y la plaza se colmó de gente, como viene sucediendo ante la violencia machista y cada femicidio. Tanto el Frente Único IR-HN como Enraizadas En La Lucha y Poder Popular – Corriente de Izquierda,  llamaron a concentrar en la plaza central. CORREPI, el Centro de Estudiantes del ISFD 42 y la Comisión Géneros del ISFD 42, el Centro Comunitario Gallo Rojo, entre otras organizaciones, se sumaron a la convocatoria. Las compañeras de Enraizadas abrieron la actividad con unas palabras de abrazo a las mujeres de todo el país y leyeron un documento que visibilizaba la cantidad de mujeres pobres que nos quita el machismo, señalando la responsabilidad del Estado. Luego se abrió el micrófono y el hermano de Laura Iglesias compartió su repudio a la justicia patriarcal, recordando como actuó en el caso de su hermana.

A continuación, las y los presentes se encolumnaron para salir por una de las diagonales y rodear la plaza. La primera vuelta fue por la vereda y la segunda cortando la calle. Al comenzar la marcha, que reunió cerca de 200 personas, la municipalidad apagó las luces de la plaza, dejando en una oscuridad absolutamente intimidatoria y para nada ingenua a la columna que exigía justicia por Micaela. Esto lo hicieron notar las Enraizadas al volver al centro de la plaza, y expresaron que, más allá de cualquier hostigamiento, la organización y la lucha deben continuar.

En una última apertura de micrófono, el Movimiento Evita recordó a Micaela como una joven militante comprometida con el campo popular y Poder Popular – Corriente de izquierda, reforzó la necesidad de una construcción unitaria en este contexto del ajuste y la represión. Con una re-lectura del documento, Enraizadas En La Lucha cerró el acto, al grito de “NO ESTAMOS SOLAS, ESTAMOS ORGANIZADAS” y desde Poder Popular – corriente de izquierda retomamos unos de nuestros puntos fundamentales: ¡Que el Estado de respuestas ante los femicidios con intervenciones que no provoquen más violencia!