Rompiendo Cadenas en Bahía Blanca: organización por abajo contra el ajuste


El plenario de Rompiendo Cadenas en Bahía Blanca expresó un punto de consolidación de la Corriente en el sur de la Provincia de Buenos Aires, donde además de la referencia del SUTEBA y la CTA locales se suma una nueva experiencia de organización sindical de Mensajeros y Cadetes así como en otros gremios.

Con la presencia de decenas de docentes, trabajadores y trabajadoras estatales, municipales, bancarios, mensajeros y cadetes, de prensa y de televisión, entre otros, y de diferentes localidades como Neuquén, Necochea, provincia y Ciudad de Buenos Aires, además de Bahía Blanca, el plenario de Rompiendo Cadenas ratificó la necesidad de tener una política de unidad acción e independencia política para enfrentar la política del gobierno de Macri y los gobernadores. El plenario se pronunció contra la represión en Santa Cruz a docentes, estatales y jubilados, por el triunfo de la lucha docente y de todas las luchas obreras en curso y por la necesidad de un paro general de 36hs con movilización para darle continuidad en un plan de lucha a la huelga del 6 de abril.

La jornada constó de dos momentos, por la mañana se abordó y discutió el conflicto docente y por la tarde trabajadores y trabajadoras de diferentes gremios discutieron la situación general de la clase y se tomaron las resoluciones generales.

El apartado docente tuvo un lugar destacado por la envergadura del conflicto tanto a nivel nacional como en la provincia de Buenos Aires y por el rol que en este contexto tienen las elecciones del 17 de mayo de SUTEBA. El actual conflicto demuestra que las y los docentes necesitan una dirección que no se repliegue frente el ataque del gobierno, es por eso que la Multicolor que encabezan Romina Del Pla (PO) y Enrique Gandolfo, referente de Rompiendo Cadenas y de la CTA Bahía Blanca- Dorrego, dará una dura batalla para poner de pie un SUTEBA combativo, democrático e independiente de los gobiernos.

La presentación del plenario estuvo a cargo de Gabriela Delfino, Secretaria General del SUTEBA local, quien realizó una caracterización del conflicto docente que ya lleva cinco semanas y que sigue abierto mal que le pese a la gobernadora Vidal y al diario Clarín que se adelantó en vaticinar su triunfo en tapa.  A su vez, estuvieron presentes docentes de La Matanza de la agrupación Fossati que es parte de la conducción Multicolor del SUTEBA, el compañero Néstor Denza, candidato a Secretario General por la misma lista en Florencio Varela, de compañeras de La Plata, San Vicente, Presidente Perón, de Quilmes, todos nucleados en el Encuentro Colectivo. También estuvieron presentes docentes de la Ciudad de Buenos Aires, de la agrupación Haroldo Conti que es parte de la conducción de Ademys y de Neuquén, de la Naranja de ATEN, que contaron el desarrollo del conflicto en su ciudad, con un acuerdo paritario engañoso que anualizado no representa una mejora salarial importante para los bolsillos de los docentes.

En el segundo apartado del encuentro tuvo un lugar destacado la experiencia que en Bahía Blanca vienen realizando los trabajadores cadetes y mensajeros, con una nueva experiencia sindical que logró conseguir el blanqueo de trabajadores del sector e importantes avances, a partir de la lucha y la organización colectiva, en las condiciones laborales de un sector fuertemente precarizado. Además se expusieron las experiencias de lucha en otros lugares, como bancarios, en ESPN (SATSAID) y del SiPreBA en la Ciudad de Buenos Aires, y de los estatales de la provincia. Por último, se planteó la necesidad de articular con el conjunto de la clase, un tercio en condiciones de precarización y por fuera de los márgenes de los convenios y la ley laboral.

El encuentro expresó los avances de la Corriente a nivel local y la necesidad de profundizar la organización desde abajo, con la perspectiva de contener a todos los trabajadores y las trabajadoras para pelear por su salario, por condiciones dignas de trabajo y de vida, y por los derechos que nuestra clase conquistó a través de la lucha. Esa organización no puede ser atomizada ni sectorizada, es por eso que la coordinación es una necesidad y la unidad una urgencia en un contexto como el actual, de avanzada patronal en nuestro país y toda la región.