Jornada de formación y movilización feminista en San Miguel


El sábado 29 de abril, el Grupo de Trabajo Feminista Enraizadas en la Lucha llevó adelante un taller de “(trans)formación” en la Sede San Miguel de la Universidad Nacional de Luján (UNLu), donde se problematizó sobre los sistemas de dominación que explotan y oprimen a las mujeres y la clase trabajadora. Al concluir el encuentro, las asistentes se movilizaron hacia el centro de San Miguel y expusieron el trabajo hecho en el espacio público.



Con más de 60 personas, el taller empezó pasadas las cuatro de la tarde. Luego de una breve presentación se abrió una dinámica destinada a “romper el hielo”, donde las y los participantes se presentaron entre sí e intercambiaron pareceres acerca de los últimos casos conocidos de violencia machista, donde resonó fuerte el de Araceli. La formación continuó, lejos del formato académico tradicional, con una dinámica en la cual había que interpretar el rol de un sujeto social determinado y a través de distintas consignas que debían seguir los personajes se visibilizaban las desigualdades que existen en la sociedad que vivimos. Luego se abrió el debate y las voces presentes pudieron expresarse en torno a la explotación y la opresión que originan esas desigualdades. Las compañeras de Enraizadas tomaron nota de los aportes y ayudaron a elaborar definiciones sobre el sistema capitalista, el patriarcado, sus expresiones en Latinoamérica, e hicieron aproximaciones en cuanto a la relación de estos sistemas entre sí.

Para cerrar se realizaron carteles que reflejaban lo trabajado en el taller y en repudio a las expresiones de los sistemas capitalista y patriarcal, que fueron llevados a la plaza de San Miguel para exponerse, reafirmando que la formación de quienes se proponen cambiar el mundo no puede disociar la teoría de la práctica. Una vez finalizado el taller, todo el grupo se quedó en la plaza para la concentración en San Miguel, también convocada por Enraizadas en la Lucha y otras organizaciones de la zona, en respuesta al femicidio de Araceli.


Cientos de mujeres participaron de actividades artísticas y políticas en la plaza, como un siluetazo (planificado desde el taller de Enraizadas), la confección de una bandera que nombra a las mujeres víctimas de femicidios durante abril y una intervención de un grupo de activistas en la esquina de Perón y Belgrano. Se movilizó alrededor de la plaza para visibilizar la lucha contra la violencia machista y la responsabilidad del Estado. Durante la tarde se leyeron y expresaron palabras que reflejaban la intención de las compañeras de transformar el odio y la rabia por la violencia sufrida en lucha y organización para dar por tierra de una vez con este sistema de opresión, explotación y muerte.


¡Basta de violencia machista!
¡El Estado es responsable!
Contra la violencia machista, ¡organización popular y feminista!