Juicio a la policía de Macri


EL 10, 12 y 15 de mayo se realizará en el Tribunal Oral N°7 en lo Criminal el juicio a la policía de Macri por las balas de plomo disparadas sobre Germán de Los Santos (colectivo DTL!) y Esteban Ruffa (AnRed), ambos comunicadores populares de la RNMA, en el marco de la feroz represión a la Sala Alberdi en 2013. Convocamos a todas las organizaciones, agrupaciones y sociedad en general a concentrar en Talcahuano 550, donde se realizará el juicio.

Ambos reporteros, junto a otro manifestante, fueron heridos en la represión del 13 de marzo del 2013 por el desalojo de la Sala Alberdi. El saldo de este episodio dejó más de 100 heridos por balazos de goma y cuatro detenidos, más los tres heridos por balas de plomo que debieron ser hospitalizados. Entendemos que el especial ensañamiento sobre los periodistas populares, quienes estaban sacando fotos cuando les dispararon, se debe a la orden expresa de impedir cualquier registro gráfico del episodio desatado en el centro de la ciudad porteña.

En el juicio, desde la querella se imputa a los policías por el delito de homicidio calificado por haber sido cometido por personal de las fuerzas de seguridad en grado de tentativa. La querella está conformada por CORREPI, la RNMA y el FJ-HLI. La acusación recae sobre los actualmente procesados oficiales del cuerpo de fuerzas especiales de la policía metropolitana: Gabriel Heriberto Pereira de la Rosa (a quien se encontró en su domicilio un arsenal represivo que incluía municiones prohibidas y armamento de guerra y quien participó también de la represión del Indoamericano), Nelson Maximiliano Acosta (quien se dio a la fuga cuando se decidió el procesamiento y detención, siendo capturado luego y puesto en libertad por pagar la fianza) y Miguel Antonio Ledesma. El juicio será retomado luego de su suspensión del año pasado en un claro intento por dilatar la condena.

No es casual que el juicio se retome luego del surgimiento de la Policía de la Ciudad, siendo aplicado sobre miembros de una fuerza ahora inexistente. La unificación entre la federal y la metropolitana en el marco de CABA responde al interés del gobierno por maximizar la capacidad represiva con un comando unificado y a su necesidad de darle un “lavado de cara” a las fuerzas cuyas prácticas se encuentran tan deslegitimadas tanto por su salvajismo en represiones a manifestaciones (como son el caso de la Sala Alberdi, el Indoamericano y el Borda, por mencionar sólo las más emblemáticas), como por los escándalos de su composición (la designación del “Fino” Palacios, los miembros exonerados  de la federal, etc).

El caso de Potocar, suspendido de sus funciones con un juicio por cobro de coimas, es una demostración de que la Policía de la Ciudad de novedad sólo tiene el nombre. Los miembros que la integran, así como el rol que ocupa, son los mismos de siempre. Con la unificación de las fuerzas en la Ciudad, sumado al control de prefectura, gendarmería y el resto de las fuerzas federales bajo el mando del gobierno de Cambiemos, el macrismo apuesta a sostener al ajuste sobre los trabajadores en complicidad con los gobiernos provinciales. Sólo la organización y la lucha pueden imponerles un freno. Por esto es fundamental la presencia de todos/as en el juicio del 10, 12 y 15; además de responder en conjunto a cada intento gubernamental de frenar la movilización popular con represión.

 

AGENDA: 

> 06/05 Peña en la casa cultura José Martí. Difundir la causa y rifa para acompañar el recaudamiento para el juicio.  

> 09/05 Charla en la UNLa, 16:30hs.

> 13/05 Tablón antirrepresivo HLI en el centro cultural Vicente Zito Lema (paternal).