Elecciones en FOETRA BS AS: Vamos con la Lista Granate Blanca


El 18 de mayo se desarrollarán las elecciones generales en FOETRA BS. AS., sindicato con mayor peso en la rama de las telecomunicaciones, donde se elegirá a una nueva Comisión Administrativa y a los congresales a la FATEL, entre otros cargos. Como en la elección de 2013, disputarán la conducción dos listas: la oficialista Azul y Blanca y la opositora Granate Blanca.

Un balance de la actual conducción

La Lista Azul y Blanca, liderada por Osvaldo Iadarola (actual Secretario General, nucleado en el MASA) y Claudio Marin (Sec. Adjunto, CTA de los Trabajadores), dirige el sindicato desde 1997, es decir hace 20 años. Luego de dar grandes peleas en los primeros años de 2000 (contra el regimen de pasantías y el tercerismo, la recuperación de las negociaciones paritarias en 2003 y la jornada de 7 horas en 2007) en la última década avanzó en una política de acuerdos con las empresas de espaldas al conjunto de los/as trabajadores/as del gremio y de disciplinamiento al gobierno kirchnerista, situación que se mantiene y se ha profundizado con el arribo del macrismo al poder. El giro burocrático de la directiva implicó un empeoramiento  en las condiciones de trabajo y salariales de los/as telefónicos/as: caída del poder adquisitivo a partir de acuerdos por debajo del aumento del costo de vida, sumas no remunerativas y pagos por única vez; ataques al convenio colectivo mediante la firma de actas inconsultas; incorporación de los/as trabajadores/as de las móviles encuadrados en un convenio en peores condiciones (jornada de 9 horas, menor proporción de delegados, sin el “salario 14”, con menos licencias y sin categorías); persistencia de miles de tercerizados y “fuera de convenio”, a los cuales la actual conducción se niega a organizarlos, impidiéndoles la afiliación.

En el mismo sentido, se produjo un retroceso en el ejercicio de la democracia sindical y en el funcionamiento de los órganos de participacion: plenarios de delegado sin mandatos, pre acuerdos paritarios sin consulta a la base y desde 2014, donde se propinó un fraude al rechazarse el pre acuerdo salarial entre  las empresas y la Mesa de Unidad Sindical, se ha dejado de hacer la Asamblea General de Afiliados para decidir sobre el curso de la paritaria, siendo esta la instancia suprema de decisión según lo estipula el estatuto de la organización sindical. Si bien hacia fines de 2016 se firmó la reforma del estatuto que estipula la incorporacion de la minoría a la Comisión Administrativa con tres vocalías (sobre un total de 31 miembros), esta modificación en los hechos adquiere un carácter más bien decorativo, ya que no representa proporcionalmente a estos sectores. La reforma además crea una Mesa Ejecutiva integrada por cinco miembros de las principales Secretarías, reduciéndose de esta manera el ámbito de la toma de decisiones, quitándole poder ejecutivo a la CA.

La lista de oposición Granate Blanca

En respuesta a la capitulación de la Azul y Blanca frente a los embates de las empresas sobre el convenio y el salario del conjunto los/as telefónicos/as, desde hace años se han venido desarrollando instancias de reagrupamiento entre los distintos sectores de oposición presentes en el gremio, los cuales habían confluido en 2013 y llegan al 2017 conformando nuevamente una lista de unidad antiburocrática, integrada por el FIT, sectores de la CTA Autónoma, el MST, la Corriente Rompiendo Cadenas y compañeros/as independientes. En esta ocasión encabeza la lista como candidato a Sec. General Carlos Artacho (Agrupación Violeta/PTS), Pablo Eibuszyc como Sec. Adjunto (Lista Naranja/PO), Viviana Carranza como Sec. Administrativa (Lista Roja/IS), Sergio Sosto como Sec. de Organización (Agrupación Verde Negra) y Tomás Devoto como Sec. de Asuntos Profesionales (Telefónicos de Pie, CTA Autónoma), completándose con más de 200 activistas y delegados/as de las distintas empresas de la actividad.

La propuesta programática que lleva adelante la lista tiene como ejes la estatización de las empresas de telecomunicaciones con control de trabajadores y usuarios; salario mínimo equivalente a la canasta familiar; convenio único de 7 horas para todos los sectores de la actividad; el pase a planta de todos los tercerizados; el abordaje real de las problemáticas de género y salud laboral; el ejercicio de la democracia sindical, a través de los plenarios de delegados con mandatos y asambleas generales para decidir; desplegar un plan de lucha para el cobro de los bonos de participación en las ganancias; que los miembros de la Comisión Administrativa puedan ser reelegidos por un solo mandato y sean revocables por asamblea, entre otras reivindicaciones.

Lo que se juega este 18

En estas semanas, la Lista Granate Blanca ha desplegado una gran campaña programática, con propuestas asentadas en las problemáticas de los distintos sectores (móviles, plantel, tráfico, depósitos, comerciales, entre otros), realizando asambleas y reuniones informativas en los distintos edificios y oficinas, a pesar del bloqueo al ingreso perpetrado por las empresas Telecom-Personal, Movistar y Nextel, que ha contado con la complicidad de la Junta Electoral compuesta íntegramente por la Azul y Blanca y la directiva, que no ha realizado ninguna acción frente a este ataque al ejercicio democrático en el gremio.

Por su parte, ante la falta de conquistas durante estos cuatro años, el oficialismo ha desplegado una campaña vacía de contenido, con promesas que ya ha incumplido durante años, comprometiéndose “ante escribano público” a realizarlas si son reelectos. Mientras tanto, días antes de las elecciones reparte (discrecionalmente) 600 categorías largamente adeudadas y negoció con las empresas un bono de $4000 “a cuenta de futuros aumentos”, clausurando de esta manera la cláusula gatillo que estipulaba la reapertura de paritarias.

En un contexto signado por el ajuste y el ataque a las conquistas históricas de la clase trabajadora por parte de un gobierno reaccionario y propatronal, hoy más que nunca se impone la necesidad de una nueva conducción, para construir un sindicato participativo, democrático y de lucha, que recupere la rica tradición combativa del gremio, con independencia política de las empresas y de los gobiernos de turno.

Para recuperar FOETRA para las y los telefónicos, desde el Frente Único Izquierda Revolucionaria-Hombre Nuevo el 18/5 llamamos a apoyar a la LISTA GRANATE BLANCA.