Construyamos la Campaña Nacional Contra Las Violencias Hacia Las Mujeres en todo el país


Con el acampe frente al Consejo Nacional de las Mujeres y la masiva salida por Ni Una Menos en distintos puntos del país, vamos fortaleciendo la Campaña Nacional Contra Las Violencias Hacia Las Mujeres, una herramienta fundamental para ampliar la militancia feminista desde una perspectiva de lucha y popular.

El 3 y 4 de mayo desde la Campaña Nacional Contra Las Violencias Hacia Las Mujeres (CNCVM), de la que participa nuestro Frente Único IR-HN junto a diversas organizaciones compañeras,acampamos frente a las puertas del Consejo Nacional de las Mujeres (CNM), exigiendo que el Estado garantice nuestros derechos a vivir una vida digna y libre de violencias. Esta medida llevada adelante por más de mil compañeras, no sólo logró la visibilización de nuestras justas reivindicaciones, sino que también nos enseñó que cuando las mujeres y disidencias del pueblo nos organizamos, somos poderosas.

Con dolor y la rabia a flor de piel a pocos días de encontrarse el cuerpo de Araceli (desaparecida a principios de abril y estigmatizada por los medios masivos de comunicación), apenas pasada una semana del femicidio de Micaela García miles de compañeras ocupamos las calles, a metros del Congreso, exigiendo una respuesta concreta por parte del Estado ante tanto abandono, desidia y criminalización sobre las mujeres que se encuentran en situación de violencia.

El CNM es el organismo responsable de la ejecución de las políticas públicas “en materia de prevención, sanción y erradicación de la violencia contra las mujeres”, por tanto, el máximo responsable de la ejecución de las políticas públicas que garanticen el cumplimiento de la Ley 26.485 y el Plan Nacional de Acción contra la violencia, aprobado en 2016 desde el gobierno de Cambiemos.

Sin embargo, nada se ha cumplido. Las leyes han quedado en letra muerta y el CNM, bajo el mando de la supuesta “feminista” Fabiana Tuñez, no ha hecho más que avalar todos los recortes presupuestarios en áreas sensibles de asistencia a mujeres despojando a todas las áreas vinculadas y manteniendo en situación de trabajo precario a las trabajadoras y trabajadores que realizan diversos tipos de acompañamientos.

Mientas tanto como mujeres trabajadoras, no sólo sufrimos el recrudecimiento de nuestra situación de la mano del ajuste y la precarización de la vida, sino que también somos expulsadas por el mismo Estado que en vez de garantizar nuestros derechos, convive con instituciones patriarcales como la Iglesia y las redes de trata.

Un gran paso en una gran lucha
Firmes las miles de compañeras de diversas organizaciones permanecimos en las puertas del CNM, exigiendo una respuesta concreta ante los 17 puntos reivindicativos, que planteaban ayuda directa para mujeres en situación de violencia, apertura de refugios, impulso de programas ministeriales con perspectiva de géneros, medidas concretas frente a la violencia mediática como por ejemplo multas para financiar políticas orientadas a las mujeres que más lo necesitan, que se garantice el cupo laboral trans-travesti, entre otros.
A partir del acampe hemos logrado instalar en la escena pública nuestras reivindicaciones y nuestra legítima pelea. Demostramos la importancia de la organización colectiva y arrancamos conquistas para las mujeres de nuestro pueblo.
A su vez logramos poner en agenda nuestras exigencias tanto en la mesa de negociación con funcionarias/os del gobierno, como en los medios masivos de comunicación. Si bien durante el primer día Tuñez demostró intransigencia y beligerancia ante nuestro petitorio, las miles de compañeras permanecimos firmes y logramos una respuesta favorable. Y si bien sabemos que no podemos confiar en quienes son responsables de tanta injusticia, también sabemos que nuestro pueblo organizado siempre da pelea por una vida libre y digna.
En este sentido consideramos que éste, ha sido un gran logro parcial (porque hemos conseguido una parte de nuestras reivindicaciones) pero importante, fundamental y ejemplificador de nuestras fuerzas organizadas.
En el marco del acampe, además, en consonancia con una de nuestras denuncias respecto de la violencia mediática, realizamos una actividad de denuncia y visibilización junto con la denuncia pública a Baby Etchecopar, uno de los máximos exponentes del culto a la violación y la misoginia. Desde ese día, somos amedrentadas por el conductor, que incita a su público a que nos violenten. Las claras intenciones de disciplinar al movimiento feminista organizado a través de esta
maniobra, sólo vienen a confirmar nuestra postura, generando que estemos cada vez más convencidas de nuestro reclamo.

Una Campaña que crece en todo el país
Desde el Frente Único IR-HN promovemos una militancia feminista, que se plante en las calles, desde una perspectiva anticapitalista y antipatriarcal, vinculada profundamente con los problemas de las mujeres trabajadoras y de los sectores populares. En ese marco, apostamos al desarrollo de la Campaña Nacional Contra Las Violencias Hacia Las Mujeres, una herramienta frentista que nuclea a diversas organizaciones y activistas que compartimos una perspectiva común y denunciamos la responsabilidad del Estado en la violencia hacia las mujeres. Juntas, desde esta herramienta, venimos dando grandes pasos en el avance de la construcción nacional, recorriendo diferentes provincias y brotando en otras. Como en el Acampe, en el escrache a Etchecopar, o en las movilizaciones multitudinarias del Ni Una Menos, así como en infinidad de experiencias de base y cotidianas, venimos poniendo el cuerpo y el corazón para abrir esta herramienta de lucha del feminismo organizado en todo el país, sabiendo que la violencia es una realidad que nos atraviesa a todas las mujeres, en todo el país.
En Buenos Aires ya existen regionales en Norte, Sur, Caba, La Plata y recientemente en Oeste, mientras que también ya tuvo apertura en Tucumán. Es por esto que invitamos a cada una de las compañeras, organizaciones feministas, sociales, políticas, universitarias o territoriales, a sumarse para fortalecer juntas, esta gran herramienta. A su vez esperamos encontrarnos en las diferentes provincias que iremos recorriendo este año como también en el Encuentro Nacional de Mujeres, para organizarnos y pelear por nuestras reivindicaciones como mujeres y disidencias, y denunciando al patriarcado y al capitalismo, que cotidianamente nos atraviesan garantizando la opresión y explotación de nuestros cuerpos y vidas.

¿Dónde está YAMILA CUELLO?

Yamila Cuello está desaparecida desde el 25/10/2009. La principal hipótesis que se maneja es la de secuestro por una red de trata, único caso de Córdoba que se encuadra en esta carátula. El Juez Federal Ricardo Bustos Fierros pretende traspasar la causa del fuero federal al provincial cambiando la carátula a homicidio. Esto es una maniobra que denunciamos ya que no hay una búsqueda real de nuestras desaparecidas. Otra vez el Estado es cómplice del entramado de las redes de trata y la justicia patriarcal, encubre. No vamos a permitir este atropello y la única forma de frenarlo es con la organización y la lucha. Es por eso que llamamos a todas las organizaciones, al movimiento de mujeres y al pueblo en general a tomar el Caso de Yamila Cuello y llevarlo a todo el país, que todas y todos sepan que a Yamila la estamos buscando. No vamos a parar hasta encontrarla, y en ese camino, denunciaremos al Estado responsable.

Por el derecho a decidir sobre nuestro cuerpo ¡aborto legal ya! ¡basta de judicializar y criminalizar a nuestras mujeres! ¡Si tocan a una, respondemos todas!