Lejos de la postal: Mar del Plata para pocos


Los medios de comunicación han construido a Mar del Plata como la “Ciudad Feliz”, a fuerza de imágenes televisivas de playa, mar y diversión a toda hora del día. Sin embargo, esa postal distorsionada en el imaginario popular refleja apenas una parte muy acotada de la realidad marplatense, la que perfila una ciudad para pocos, en la que los sectores populares no la pasan nada bien.

En la ciudad de Mar del Plata el gobierno municipal de Cambiemos, a cargo del “vecinalista” Carlos Arroyo, profundizó dramáticamente la situación, a tono con su ideario reaccionario y filo-fascista, para beneficio de empresarios del turismo, transporte y servicios, patronales pesqueras y medios de comunicación.  

Por estos días, la administración de Arroyo atraviesa una grave crisis política, en parte resultado de sus propias torpezas políticas, con la renuncia de decenas de funcionarios provenientes del radicalismo y la imposición de un virtual interventor designado por la gobernación bonaerense para el manejo de los fondos de obras públicas. Junto a esto, la gobernadora María Eugenia Vidal mandó a “guardar” y callar a Arroyo, orden aceptada hasta ahora por el jefe municipal que en la actualidad evita cualquier tipo de contacto con los medios de comunicación.

Indicadores nada felices

“Mar del Plata sigue encabezando los índices nacionales de desocupación y pobreza nacional. (…) Miles de marplatenses sufrimos la precarización, el desempleo y la pobreza: 34.000 marplatenses se encuentran sin empleo (12,1%) y 38.000 están subocupados. 167.744 son pobres (26,9%) y 36.000 son indigentes (5,8%) según datos del INDEC”, constituye una parte del cuadro de situación local que expusieron nuestras compañeras Agostina Igarza y Erika Iturmendi, en la presentación de Poder Popular – Corriente de Izquierda, realizada el 26 de mayo en la sede de Luz y Fuerza.

Desde ya, esta dolorosa realidad social -en la que la mitad de los niños, niñas y jóvenes marplatenses son pobres-, es la que da lugar al desarrollo de numerosas luchas protagonizadas por distintos sectores del pueblo trabajador, contra las numerosas injusticias que atraviesan la vida cotidiana de los de abajo.

Luchas populares y alternativa política

Nuestra organización viene construyéndose en esas batallas pequeñas y grandes por una vida digna. Somos parte de la juventud que enfrenta la estigmatización y represión en las barriadas populares; la del movimiento estudiantil secundario y universitario que se organiza y exige una educación pública de calidad para nuestro pueblo. La de los trabajadores y trabajadoras que sufren la precarización laboral y súper-explotación de patronales negreras. La de las mujeres e identidades no hegemónicas que enfrentan la violencia machista y patriarcal e irrumpen a través de multitudinarias movilizaciones contra el patriarcado y el capitalismo.   

Ir por más y gestar alternativa política es el desafío que tenemos por delante. La construcción de Poder Popular es un objetivo estratégico para nosotros y nosotras, pero no sólo ni fundamentalmente como herramienta frentista de intervención política-electoral, sino como perspectiva de organización en el movimiento obrero y popular marplatense.

Nos proponemos y militamos por una Mar del Plata para las mayorías populares, donde el trabajo digno, la educación, la salud y la recreación sean una realidad para todos y todas y no el privilegio de unos pocos.