Con organización popular y feminista logramos la libertad de Higui


Luego de varios meses de reclamo y movilizaciones convocadas desde diferentes organizaciones populares y feministas, en el día de la fecha se dio a conocer la concesión del pedido de excarcelación de Eva Analía de Jesús “Higui”, quien se encontraba privada de su libertad desde hacía ocho meses.

Higui, quien frecuentemente era hostigada por su condición de lesbiana, a tal punto que llegaron a incendiar la casa donde vivía, fue procesada por la justicia patriarcal y burguesa luego de defenderse de un intento de violación correctiva por parte de un grupo de 10 varones machistas durante una visita a sus familiares, el pasado 16 de octubre de 2016 en el barrio Mariló de Bella Vista, Partido de San Miguel.

En este acto de defensa uno de sus agresores murió. Con los pantalones rasgados y lejos de ser atendida por un médico, fue llevada por la policía a la Comisaría de Bella vista y luego trasladada de a la fiscalía. El Juzgado de Garantías N°6 de San Martín y la Unidad Fiscal N° 25 ordenaron su detención y por eso Higui permaneció presa en el Destacamento Femenino de San Martín y luego trasladada a la unidad penitenciaria 51 de Magdalena donde tuvo que pasar su cumpleaños privada de su libertad.

Este caso muestra claramente como las propias instituciones del Estado como la policía y el Poder Judicial ejercen violencia machista de manera sistemática contra las mujeres pobres y las identidades diversas y deja libre a violadores. Pero también nos enseña que frente a estos atropellos la única salida es redoblar la movilización y la organización popular. En este caso no ha sido menor. Desde el Frente Único IR-HN como parte de la Comisión por la Libertad de Higui y junto a organizaciones populares y coordinaciones feministas, del movimiento de mujeres y disidencias sexuales venimos participando de numerosas manifestaciones, actividades culturales y reclamos por la libertad y absolución de Higui.

La noticia de la libertad de Higui nos llena de fuerzas para seguir luchando, no solamente hasta lograr su absolución, sino para que ninguna otra “Higui” de nuestros barrios tenga que volver a pasar por situaciones similares. Porque las identidades diversas, las mujeres y la clase trabajadora en su conjunto merecemos vivir en una sociedad en la cual podamos vivir y amar libremente.

Nos proponemos seguir luchando hasta conseguirlo.
¡Absolución de Higui!
¡Basta de lesbotransbiodio!
¡El Estado es responsable!
¡Frente a la violencia machista organización popular y feminista!