Acuerdo Federal Minero: un acuerdo para el saqueo


El gobierno anunció el pasado 13 de junio un “Acuerdo Federal Minero” para atraer inversiones en el sector a través de brindar la tan mentada “seguridad jurídica” que reclama la burguesía local y extranjera. Se trata de una entrega más a las grandes corporaciones que saquean las riquezas y destruyen nuestro suelo.

Como si fuera poco lo ya concedido hasta ahora por el gobierno kirchnerista y por las exenciones impositivas con las que debutó el macrismo, el acuerdo firmado por el Ejecutivo nacional y por gobernadores de todo el arco político busca crear “mejores condiciones” para las inversiones mineras en el país. Los grandes competidores de Argentina en el mercado son Perú y Chile con condiciones extremadamente más flexibles para invertir. Al respecto,Mariano Lamothe, Director mercados de energía, minería e infraestructura de ABECEB, se queja: “hay que preguntarse por qué las inversiones del sector cayeron un 38% y un 47% en Chile y Perú, mientras que lo hicieron en un 66% en la Argentina” en relación a la caída de los precios de las commoditties.

Si bien el gobierno de Macri ya había eliminado las retenciones a las exportaciones mineras, el acuerdo se demoró por la oposición de los gobernadores y especialmente Urtubey a que se aplicara un impuesto del 1% para Nación. El acuerdo ratifica todas las condiciones de los proyectos ya en marcha y establece un techo (no así un piso) de un 3%
al cobro de regalías por parte de las provincias e igualmente con el 1,5% en los fideicomisos de obras (fondos de inversión para obras provinciales formado a partir de impuestos especificos a los proyectos mineros).

Un aspecto nodal del acuerdo es que el control ambiental y técnico queda a cargo de las provincias, un reclamo histórico de las corporaciones ya que su connivencia con las autoridades locales suele ser completa como lo confirmaron los derrames de la Barrick en San Juan.

El Acuerdo Federal Minero, por tanto, ratifica la entrega nacional de las riquezas y el suelo a las empresas saqueadoras trasnacionales con el apoyo de los principales partidos políticos, profundizando el extractivismo y la dependencia que se agudizan en toda la región latinoamericana.

En el mismo sentido, es inminente que como ya ocurrió con otras ramas de la economía, que el próximo paso sea avanzar sobre las condiciones de trabajo y el salario de la clase obrera minera para “favorecer las inversiones”.

Rechazamos este acuerdo entreguista que no traerá ningún beneficio al pueblo y apoyamos todas las convocatorias de organizaciones sociales y ambientales para repudiarlo

NO AL EXTRACTIVISMO Y LA MEGAMINERIA