Un siglo de deuda


El Secretario de Finanzas de la Nación, Luis Caputo, anunció la emisión de bonos a 100 años con una tasa de interés al 7,9%. De este modo CAMBIEMOS sigue incrementando la deuda externa de nuestro país, somentiendo los intereses de las generaciones futuras a los acreedores internacionales.

Fieles a repetir los fragmentos más bochornosos de nuestra historia, el macrismo se jacta ante la mirada acreedora internacional de la seriedad y solidez de nuestro país, tal como lo hizo Rivadavia luego de declararse la independencia, endeudó al país por 120 años. El empréstito que tomó el primer presidente vino de la mano de la Baring Brothers y se terminó de pagar en 1947. Similar a las operaciones del macrismo, que se extienden hasta 2117 y endeudaron a las próximas 3 generaciones.

Pero esto no es todo: no sólo se contrae deuda externa y no sólo la terminarán de pagar las generaciones futuras, sino que pagaremos al menos 3 veces más de lo que contrajimos.

Finalmente la operación de colocación de deuda estuvo a cargo de los bancos HSBC, Citigroup, Santander y Nomura, las mismas firmas empresariales que estuvieron vinculadas a enormes negociados relacionados a la deuda pública de países extranjeros.

Mientras tanto, el miércoles 21 vencerán unos $547.000M de Lebacs que el gobierno aspira a renovar a una tasa de interés del 26,25% como parte de una política desinflaconaria, mientras que efectiviza un negociado para los fondos especulativos. Desde la asunción del macrismo el país se endeudó en U$D 82 mil millones entre diciembre de 2015 y febrero de 2017 cifra que equivale al 15% del Producto Bruto Interno.

Así el macrismo hecha mano a los recursos de deuda para financiarse en vísperas electorales, frente a una situación económica que no muestra reactivación. Esta política de endeudamiento obseno rifa el futuro de las generaciones enteras, mientras que prepara un ajustazo mayor post elecciones de octubre.

Está claro ya, que el macrismo desempeña bien sus tareas de reformar todo lo que deba ser ajustado: los derechos laborales, los derechos sociales, los programas de ayuda social, mientras que endeuda la caja interna a cambio de entregar cada parte de nuestro país. Es fundamental que derrotemos en las calles esta política de ajuste que solo trae más y más pobreza a nuestro pueblo y a las generaciones futuras.