Importante paro y movilización docente en CABA


Si no hay un aumento salarial real, las clases no arrancan en CABA

En el día de ayer centenares de trabajadoras y trabajadores de la educación se movilizaron en el marco de una nueva jornada de paro. La concentración estuvo convocada para las 11 horas en las puertas del Ministerio de Educación porteño y culminó frente a la Legislatura de la ciudad. Allí los sectores burocráticos realizaron un acto “express” y totalmente vacío de propuestas de continuidad. Repitiendo el esquema del sindicalismo kirchnerista en otros gremios y a nivel de las centrales: medidas tibias y aisladas con acuerdos a la baja -al estilo Baradel-, intentando garantizarle al macrismo la “paz social” y apostando únicamente a las elecciones.
Sin embargo, apenas finalizado el mismo se llevó a cabo la numerosa asamblea convocada por Ademys con participación de afiliados/as a este y a otros sindicatos, así como de docentes sin ninguna filiación sindical. Teniendo en cuenta que este jueves a las 15 horas, está convocada una reunión de mesa salarial, luego de 124 días de su cierre unilateral por parte de la ministra Soledad Acuña y el gobierno de Larreta. Sobre este punto, la asamblea resolvió por unanimidad rechazar cualquier oferta salarial que se aleje de las necesidades de las y los trabajadores, y no iniciar las clases luego del receso invernal. Enfatizando la exigencia de que ningún acuerdo se puede cerrar si no es puesto a consideración y aprobado por el conjunto de la docencia de la ciudad. Recordando que desde Ademys se exige un aumento no menor al 40% sin cuotas ni sumas en negro, y esto se ha ido ratificando en todas las asambleas unificadas realizadas desde el mes de febrero.

Como medidas inmediatas se decidió convocar a un cese de actividades el día jueves para manifestar frente al Ministerio durante la reunión de mesa salarial y nueva asamblea al finalizar para ratificar el paro de no inicio votado hoy.

Por su parte, en la asamblea tomaron la palabra trabajadores/as de diferentes distritos, programas y áreas educativas, expresando distintas problemáticas y propuestas organizativas, algunas de corte más generalizado como la situación edilicia y la falta de presupuesto y otras más específicas como la precarización de las y los trabajadores de las escuelas de jornada extendida o el traspaso del área de idiomas a una gerencia operativa, con la clara intención gubernamental de dejarlos por fuera del Estatuto Docente.
Un punto fundamental debatido fue la necesidad de dar pelea contra el Plan Maestro -una reforma neoliberal profunda que el gobierno proyecta imponer- y de volver a garantizar el boicot al Operativo Aprender de evaluación externa.

La jornada de ayer y las definiciones tomadas en asamblea demuestran que la docencia porteña está dispuesta a luchar por sus derechos y en defensa de la Educación Pública.

A construir el no inicio.

Ningún acuerdo a espaldas de lxs trabajadorxs. Basta de paritarias de miseria.

Por la defensa de la Educación Pública.