Cresta Roja amanece con gendarmería adentro y trabajadores afuera


Desde el domingo a la noche, cientos de trabajadores de Cresta Roja se encuentran realizando una vigilia y protesta en contra de los 51 despidos. A su vez denuncian que no les permiten ingresar a sus puestos de trabajo y el lock-out que la patronal está llevando adelante.

Hoy, lunes 24 de julio los trabajadores de Cresta Roja, encontraron que la planta 2 se encontraba rodeada de fuerzas policiales y gendarmería, impidiendo que los trabajadores ingresen a sus puestos de trabajo. A pesar de que se dictaminó la conciliación obligatoria, la patronal insiste con desmantelar la fábrica y despedir a los trabajadores que se destacan por defender los derechos de todos los laburantes de la planta.

Desde ayer, los trabajadores se encuentran realizando un acampe en las puertas de la planta exigiendo la reincorporación de todos los despedidos, por el pago de salarios adeudados y por la correspondiente indemnización tras la anterior quiebra de la empresa.

Por otra parte, los laburantes denuncian el lock-out patronal que se está llevando adelante, ya que son los mismos dueños los que no dejan ingresar mercadería a la planta para poder trabajar.
Mañana se realizará en el Ministerio de Trabajo una nueva reunión donde se definirá si efectivamente se ejecuta o no la conciliación obligatoria. Mientras tanto los trabajadores se mantienen en lucha y alertas ante la presencia de las fuerzas policiales y gendarmería.

Desde el Frente Único IR-HN reafirmamos nuestro apoyo a los trabajadores de Cresta Roja y responsabilizamos al gobierno nacional y provincial, que junto con la patronal, despide y reprime a trabajadores.

Exigimos la reincoporación de todos los laburantes junto con el pago de salario adeudado y el cumplimiento de todas las exigencias.
¡Unidad de los trabajadores!
¡Basta de despidos!
¡Basta de familias en la calle!