Pepsico: guiso feminista por la reincorporación


Las trabajadoras de Pepsico y las integrantes de diversas organizaciones políticas y feministas participamos de la Asamblea convocada por el Colectivo Ni Una Menos. El movimiento de mujeres acompañó la lucha de las trabajadoras  al grito de “¡Obrera escucha, tu lucha es nuestra lucha!”.
El pasado jueves 26 de julio más de un centenar de mujeres se reunieron en el acampe que los trabajadores y trabajadoras de PepsiCo instalaron frente al Congreso. Allí realizaron una asamblea mientras se cocinaba el guiso que compartirían al final de la jornada. Alrededor se exhibían fotos de los días históricos que vienen protagonizando las trabajadoras y carteles que anunciaban “cuerpos desobedientes, producción parada”.
Al calor de esa olla popular las compañeras fueron tomando la palabra. Katy Balaguer, una de las obreras de PepsiCo, resaltaba la relevancia de la lucha que vienen dando; saben que PepsiCo es un eslabón más de la cadena de despidos que se vienen sucediendo desde Cresta Roja y que se enmarca en la reforma laboral que impulsa el macrismo.
La compañera relató las sucesivas situaciones de persecución que sufrió por parte de la patronal desde que ella se dio cuenta que no quería dejar si vida en una fábrica. Hace años empezaron a organizarse, reclamando por sus condiciones laborales, exigiendo jardines maternales para los hijos e hijas de las trabajadoras y repartiendo volantes acerca del día de la mujer trabajadora.
Las compañeras presentes en la asamblea escuchaban emocionadas y encausaban toda la bronca en cantos de apoyo “obrera escucha, tu lucha es nuestra lucha”.
Desde el Frente Único IR-HN acompañamos la lucha de las trabajadoras y trabajadores de PepsiCo y denunciamos junto con ellos la política de despidos y represiva de Cambiemos. Denunciamos la violencia de género y clase que cae sobre las obreras despedidas, quienes constituían el 70% de la planta, y exigimos la reapertura de la planta ya.