Triunfo Constituyente en Venezuela


El 30 de julio de 2017, 8. 089.920 venezolanos y venezolanas dieron a través de su voto un duro revés al golpismo fascista de los escuálidos, el imperialismo yanqui y las oligarquías del continente. Millones de hombres y mujeres cruzaron ríos, treparon montes, se sobrepusieron a las amenazas, a las “trancas”, a la intimidación de los guarimberos y dieron una respuesta contundente a favor de la Constituyente. El chavismo superó por un millón de votos al fantasmagórico “plebiscito” de la derecha (sin reconocimiento electoral, sin aval constitucional, sin fiscalización). Es más, la Constituyente obtuvo en términos absolutos la mayor elección de la larga historia electoral del chavismo.

Los golpistas quedaron sorprendidos (al igual que mucha progresía, incluso con ribetes de izquierda). La invocación de la “democracia” como argumento de los gobiernos de Macri, de Temer, de Santos, de Bachelet, de Kuczynski, de Trump y de tantos otros representantes de las políticas hambreadoras y de despojo son una expresión del cinismo con que la burguesía ha tratado siempre al pueblo. Para la burguesía la democracia es la participación formal y desventajosa del pueblo en las instituciones de su estado. Pero cuando el pueblo logra que la democracia sea algo más que votar cada tanto, cuando se convierte en participación organizada, entonces, no hay legalidad que valga para los dueños de todo.

En esta nueva “guerra de colores” en que la pertenencia de clase tiene su correlato en el color de piel, las mayorías populares mostraron su clara comprensión de cuál es el país que pretenden las derechas del país y del mundo: la “Venezuela saudí” que condene a la exclusión económica, cultural y política a la Venezuela profunda, como lo hicieron durante décadas.

Hoy celebramos este triunfo de un pueblo dispuesto a defender su dignidad y su derecho a definir su historia. Sin embargo, sabemos que ni las derechas ni el imperialismo abandonarán la lucha. Una nueva fase se abre y confiamos en que quienes ayer dieron una lección de sentido de momento histórico, lograrán profundizar ese triunfo radicalizando el proceso, superando la ofensiva del enemigo pero también las contradicciones internas.

Frente Único Izquierda Revolucionaria – Hombre Nuevo

31 de julio de 2017