Acampe contra la pobreza, el hambre y la represión


Miles de trabajadores y trabajadoras cooperativistas movilizan en diversos puntos del país con epicentro en la Plaza de Mayo, donde al momento de escribir estas lineas se encuentran encadenados/as varios/as compañeros/as en la Pirámide de la plaza, para exigir salarios dignos. La situación de miles de familias en nuestro país es insostenible y más aún para este sector que sólo recibe un ingreso de $4030.

La realidad para nuestra clase trabajadora se agrava cada día. Nuestros salarios de miseria no están ni cerca del valor de la canasta básica familiar mientras que el ajuste general se profundiza de la mano de cada tarifazo y las próximas reformas que socavarán nuestros derechos como trabajadores y trabajadoras.

La flexibilización laboral, el ajuste en áreas necesarias para el desarrollo de nuestra vida (como la salud pública y la educación), sumado a los salarios de hambre que no representan ni 1/4 del valor de la canasta básica son la conjunción de factores que nos lleva a la miseria. Y la única respuesta de este gobierno son feroces represiones contra aquellos y aquellas que levantan su voz para reclamar.

Ante esta realidad, la única salida es la organización y lucha en las calles. Es por eso que desde el Frente Único apoyamos las medidas organizadas por el Frente de Organizaciones en Lucha, el MTD Aníbal Verón, la Corriente Clasista René Salamanca junto a otras organizaciones sociales para reclamar una solución, y exigimos que el gobierno nacional de repsuesta a las demandas urgentes para los trabajadores y trabajadoras cooperativistas.

¡Unidad de la clase trabajadora para enfrentar esta política de hambre!
¡Organización y lucha para enfrentar el ajuste!

¡Por trabajo y salario dignos, por una vida digna!