Aceiteros: nueva Comisión Directiva y más democracia obrera  


 

El 7 de agosto tuvo lugar la primera elección de la Federación de Aceiteros y Desmotadores (FTCIODAyA) bajo el nuevo estatuto, a través del voto directo de todos los afiliados, algo único en el movimiento obrero argentino.
De acuerdo al comunicado oficial, concurrieron dos tercios del padrón a sufragar y lo hicieron por aplastante mayoría por la Lista Azul, encabezada por Daniel Yofra (Rosario) seguido de Ezequiel Roldán (Buenos Aires) y Adrián Dávalos (Rosario), la misma lista que recuperó la Federación hace varios años y que viene apuntalando un modelo de democracia e independencia sindical. Participaron con su voto trabajadores y trabajadoras de 56 establecimientos en todo el país. La elección coronó así el proceso de reforma del estatuto que permitirá mantenerlo y continuarlo, estableciendo la regularidad del plenario de delegados/as generales de toda la Federación que garantiza que todos los representantes de base sean quienes toman las decisiones más trascendentes del gremio a nivel nacional.
Fue bajo este modelo de construcción sindical democrática con participación desde las basesque la clase trabajadora aceitera logró poner en marcha una lucha consecuente y quebrar los últimos tres años el techo salarial en las paritarias y conquistar un salario mínimo igual a la canasta familiar. Para conseguirlo fue un punto de inflexión la histórica huelga general de 41 días en 2015 que le torció el brazo a las grandes patronales como Dreyfuss y Cargill y la recuperación de la Federación con el hito del 17 de julio de 2013 cuando en el congreso de Necochea enfrentaron el fraude y a la patota de la conducción sindical burocrática e impusieron un nuevo modelo de construcción sindical basado en la democracia de base.
Este ejemplo de organización gremial que han sido los aceiteros desde entonces, contrasta con el modelo anquilosado y paralizado de la tradicional burocracia sindical y muestra un camino alternativo para los sectores democráticos y de lucha, evidenciando el potencial de la clase cuando se logra una perspectiva de conducción que exprese los verdaderos intereses de las y los trabajadores.
Desde el Frente Único Izquierda Revolucionaria- Hombre Nuevo saludamos este nuevo paso adelante en defensa de la democracia y la independencia sindical, más aún en momentos donde el gobierno y las patronales llevan adelante un ajuste y una ofensiva de gran alcance contra las y los trabajadores.
Por un movimiento obrero de pie y en lucha por sus derechos. Vivan las y los trabajadores aceiteros.