Comienza el plan de lucha en el SUTE recuperado por sus trabajadores/as


Recuperando la democracia de base real a nivel interno, promoviendo la discusión en asambleas, escuela por escuela, el SUTE, recuperado por sus trabajadores/as, emprende un nuevo desafío: asumir la conducción de lucha de viejos y nuevos conflictos, potenciados por los cotidianos ataques del gobierno a los/as trabajadores/as, y a la misma vez reconstruir conciencia, cultura, confianza y voluntad de lucha, para salir a debatir con la sociedad que modelo de educación pública queremos.

En la totalidad de los departamentos de la provincia, incluidas las 12 seccionales conducidas todavía por la antigua conducción celeste/azul naranja, se convocan para este martes 8 y miércoles 9 de agosto a realizar asambleas en cada turno para debatir 4 puntos de urgencia: 1) Elecciones PASO, condiciones de las escuelas y derechos laborales. 2) Privatización en Salud Laboral 3) Reapertura de Paritaria 4) Otros

En estos días previos a las elecciones de las PASO, se nacionalizó nuevamente un debate proveniente de la provincia con respecto a los derechos laborales de los celadores de las escuelas que realizan una infinidad de tareas, previo, durante y post-elecciones (insalubres la mayoría de estas), que no les corresponden y encima por las cuales no se les reconoce mínimamente a nivel salarial, en francos, etc. a la misma vez en un salario que esta 5 veces por debajo de la canasta básica familiar.

Este debate resultó de la intervención del secretariado de la nueva conducción del SUTE, donde se generó un cruce mediático entre nuestro compañero Sebastián Henríquez con columnistas del diario oficialista MDZ, el cual comenzó con los tapones de punta intentando instalar una campaña, nuevamente, de desprestigio sobre los/as trabajadores/as de la educación, cuestionando las últimas declaraciones del SUTE y sus argumentos sobre los cuales no debe haber clases el día siguiente en las elecciones. Ese hecho de atropello de los derechos de los/as trabajadores/as refleja la precariedad, la negligencia y el cinismo con que se piensa la educación de nuestro pueblo, la educación pública.

Se espera con mucha expectativa que las asambleas vuelvan a convocar a miles de compañeros/as en todas las escuelas ante el entusiasmo generado por una nueva conducción que ya ha demostrado en los hechos lo que significa: estar donde hay que estar. No son nada menores el impacto de la privatización de salud laboral, uno de los emblemáticos sufrimientos de los/as trabajadores/as del sector, sobre el cual históricamente se viene reclamando en búsqueda de mejoras y facilidades. El gobierno responde privatizando un negocio millonario “Siguiendo el modelo ya fracasado de las A.R.T., la DGE quiere solucionar los problemas de salud de los trabajadores convirtiéndolos en un negocio. El negocio de ganar dinero a costa de atendernos mal y evadir responsabilidades. No sólo el control de ausentismo sigue en manos de una empresa privada que ganará por “productividad”, sino la Junta Médica misma y todo sistema de derivación y auditoría del funcionamiento de la A.R.T.”, como plantea el comunicado oficial del SUTE.

“La misma Empresa Prestadora del Servicio la que encuadrará si las patologías y enfermedades deben ser derivadas a la A.R.T. Todo el sistema de A.R.T. funciona por la lógica de la ganancia, por lo que desconocen sistemáticamente las patologías y accidentes que deben cubrir, forzando al trabajador al litigio que este mismo gobierno quiere limitar, en beneficio de esas empresas que hoy estafan al Estado. El gobierno lo sabe, pero le conviene porque la existencia de la A.R.T. permite la irresponsabilidad estructural: “que el trabajador se las arregle con la ART”. El trabajo nos enferma, pero el Estado se corre de su responsabilidad y la delegada en una “aseguradora”.

Los avances brutales del gobierno de Cornejo y Macri no paran, en el marco de la necesidad de reabrir la discusión paritaria, la cual viene con atraso de décadas, no solo en términos salariales, sino también en las condiciones en la que se trabaja en las escuelas y sobre que mirada y proyecto educativo se piensan.

Las asambleas culminarán con una movilización convocada para este jueves 10 de agosto en la explanada de Casa de Gobierno con el resultado del debate entre toda la comunidad educativa, y con una nueva perspectiva para darle continuidad a este plan de lucha.

Con un ITEM AULA a cuestas y una “verdadera pesada herencia” de la burocracia sindical, la nueva conducción del SUTE nos convoca a la lucha, es deber de todos/as los/as sectores de trabajadores/as de Mendoza acompañar esta nueva perspectiva combativa del gremio más grande de la provincia, contagiando a los demás sectores sobre la necesidad y la voluntad de salir a calle por las conquistas históricas y las que vendrán. Ahora es cuando.