Linea 60: once meses sin justicia por David Ramallo


Este miércoles 9 de agosto se cumplieron 11 meses de la muerte de David Ramallo a causa de la negligencia de la empresa de transporte DOTA en la línea 60. Sus compañeros y familiares continúan luchando por justicia y condena para los responsables.

Se cumplió un nuevo mes del asesinato laboral de David Ramallo a manos de la empresa DOTA. Sus compañeros y familiares lo recordaron con un homenaje en la cabecera de la línea en Barracas. Al acto se sumaron activistas de “Basta de Asesinatos Laborales”, espacio del cual es parte Eva Puente, madre de Ramallo, trabajadores despedidos de PEPSICO, además de compañeros de otras empresas y de distintas organizaciones sociales.

La lucha en busca de justicia por la muerte de David encuentra una vez más a los trabajadores de la 60 en medio de un conflicto con 10 compañeros despedidos en represalia, precisamente, por la exigencia de justicia y denuncia de las irregularidades, aún hoy irresueltas, que ocasionaron la muerte del electricista. Recordemos que la muerte de Ramallo ocurrió a pesar de los reclamos que los trabajadores venían haciendo a la empresa con anterioridad por las pésimas condiciones de seguridad en que se encontraban los talleres de la nueva cabecera. La muerte de David fue una muerte que podía haberse evitado y que evidencia cómo los empresarios privilegian sus ganancias por sobre la vida de los trabajadores. De la misma manera se podrían haber evitado las muertes de los trabajadores Diego Soraire y Charly Alcaraz que ocurrieron el mismo día durante su jornada de trabajo. Uno de ellos trabajador del INTI y el otro obrero de la construcción.

Cada 21 hs muere un trabajador o trabajadora a causa de las pésimas condiciones en las que desempeñan sus labores. El número es mayor si se toma en cuenta las muertes que ocurren en el sector del trabajo informal.
Debido a esto, los trabajadores de la línea 60 vuelven a decir una vez más ¡basta de asesinatos laborales! y siguen exigiendo justicia por David a pesar de las amenazas de la empresa DOTA que arremete despidiendo a los trabajadores más activos en la búsqueda de justicia por la muerte de su compañero.

Desde el Frente Único IR – HN seguimos acompañando la lucha de los compañeros por el castigo a los culpables y el fin de los asesinatos patronales.