Barcelona: solidaridad con las víctimas del atentado en las Ramblas


A las 17.20hs del jueves 17 de agosto, una furgoneta blanca subió a las Ramblas y atropelló a decenas de personas durante varios centenares de metros. En un horario comercial pico dentro del mes de temporada alta turística, las Ramblas se encontraban repletas de personas que corrieron a refugiarse en los locales de la zona en medio de una situación de pánico y confusión.

El radio céntrico fue evacuado, retirando en grupos de a cuatro a quienes se refugiaron en los locales comerciales. Sin embargo, cientos de miles de personas que viven en el Rabal se encontraron encerradas en sus domicilios a la espera de cómo se resuelve la situación. Simultáneamente, se cerraron las estaciones cercanas de metro y ferrocarriles.
El modus operandi es similar a otros atentados cometidos en distintas ciudades europeas en los últimos meses y los medios manejan la hipótesis de que se trata de una célula yihadista, como suelen hacer en estos casis. El propio gobierno español salió en ese sentido. No obstante, no es una versión confirmada. De la misma forma se ha dado a conocer el nombre del supuesto autor del atentado, cuya foto se reproduce en los canales de televisión. Se trata de Driss Oukabir, un hombre marroquí que residía desde hace algunos años en Marsella (Francia). Por otro lado, se localizó una segunda furgoneta a pocos kilómetros de Barcelona. Se supone que los dos vehículos fueron alquilados esta mañana para producir el atentado.
Si bien los medios anunciaron tres muertos, a las 19.10hs en conferencia de prensa el comisario informó que había 13 muertos y 60 heridas/os (pero no se han dado nombres). A la vez que afirmaba que por el estado de gravedad de las/os heridas/os es posible que haya más muertos. La Generalitat ha ofrecido un número de teléfono para hacer consultas y se solicita la donación de sangre en los hospitales de Barcelona para colaborar con la atención de las/os heridas/os. Además, quedaron suspendidas las actividades públicas programadas para el día de hoy, entre ellas la Fiestas del barrio de Gracia.
Al día siguiente se realizó una masiva concrentación en la Plaza de Cataluña bajo la consigna “No tenemos miedo”.
Todavía ninguna organización ha reconocido la autoría del hecho, ni ofrecido un mensaje. De confirmarse la autoría de núcleos ligados a la redes europeas del ISIS o afines, constituiría una nueva demostración de las consecuencias nefastas de la política del imperialismo yanqui y europeo para Medio Oriente, de la cual estas expresiones de reaccionario e indiscriminado terrorismo sobre población civil, constituyen su aberrante contracara, sin mencionar la crisis humanitaria a la que han llevado a cientos de miles de desplazados por sus propias bombas.
En este momento, se impone la solidaridad completa con las personas que vivieron el atentado y sus familias.