Garantizar un derecho no es delito: absolución completa de Abril YA!


El martes 22 de agosto la justicia machista y patriarcal, condenó a la médica del hospital El Maitén por garantizar un aborto no punible. Nuestro incondicional apoyo hacia ella y el total repudio hacia los sectores que pretenden avanzar en contra de los derechos de las mujeres.

Tras varios meses de lucha y movilizaciones, finalmente el martes pasado la justicia patriarcal absolvió a la médica del Hospital El Maitén, pero la condenó a un mes de prisión en suspenso y a un año de inhabilitación, por ser supuestamente la autora de realizar un aborto no punible seguido de muerte.

Al momento de realizar la fundamentación el juez Colabelli señaló que la compañera es penalmente responsable de lesiones culposas, fundamentándose en la solicitud del Fiscal, Carlos Díaz Mayer, quien en su alegato habló de una supuesta mala praxis, sin presentar pruebas.

Abril no sólo es condenada por garantizar un derecho, sino que ésta condena pretende ser un punitivo en contra de todas las mujeres que nos organizamos, en contra de nuestros derechos.

Lo que sucedió

Maira tenía 17 años y estaba embarazada de 7 semanas. Concurrió al Hospital Subzonal de El Maitén, acompañada por su prima, para pedir la interrupción legal de su embarazo. En Chubut desde 2010 se cuenta con la legislación provincial de Abortos No Punibles (Ley XV – 14). Y se le suma la normativa vigente en todo el territorio nacional del Código Penal en su ART. 86 – inc.1, conocido como el Fallo F.A.L de la Corte Suprema de Justicia de marzo de 2012 y el Protocolo de Atención a personas con derecho a una interrupción legal del embarazo (Min. de Salud de La Nación – 2015) al cual la provincia adhiere.

Un equipo interdisciplinario fue el encargado de evaluar el caso de Maira, que bajo consentimiento informado y escrito, accedió a la interrupción legal de su embarazo, acompañada y asesorada por el equipo tratante, del cual Abril formaba parte.

Cinco días después Maira presentó episodios de dolor abdominal que motivaron su consulta en el Hospital subzonal de El Maitén, donde deciden su derivación al Hospital Esquel que cuenta con mayor complejidad para la atención. Allí se realizan 2 cirugías y Maira presenta una descompensación hemodinámica seguida de muerte, sin saber hasta el día de hoy la causa de su fallecimiento.

En el transcurso del juicio, según el abogado de Abril, se dio cátedra en medicina, como también de irregularidades y pésimas formas de proceder en la investigación para conocer la verdadera causa de la muerte de Maira. Y a pesar de las irregularidades, se imputó a una trabajadora por una suposición de mala praxis, sin demostrar nexo causal entre la práctica médica y la lamentable muerte de la jóven, lo que configura una medida aleccionadora hacia las mujeres y para todas/os aquellas/os que luchan por la legalización del aborto.

La multisectorial de mujeres de Esquel, Socorristas en Red, La Comisión Nacional de Residentes de Medicina General, la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir y la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, sumado a cientos de organizaciones de mujeres a lo largo de todo el país y algunos medios de comunicación, se mantuvieron activas desde el primer díia, acompañando a Abril, difundiendo y actualizando continuamente cada paso dado en la causa, presentando incluso Amicus Curiae en defensa de la médica. Desde el Frente Único IR – HN sumamos nuestro apoyo y solidaridad.

¡Garantizar un derecho, no es delito. Exigimos la completa absolución de Abril!

¡El Estado es el responsable!

¡Por el aborto legal, seguro y gratuito en el hospital!