Apartaron a Otranto: Un paso adelante en la lucha por Santiago


La Cámara Federal de Apelaciones de Rawson resolvió apartar al juez de Esquel, Guido Otranto, quien tenía a su cargo la investigación por Santiago Maldonado.

Se trata sin duda alguna de un triunfo de la movilización popular. En más de 50 días que Santiago lleva desaparecido y a pesar de que todas las pruebas firmes apuntan contra Gendarmería, Otranto se dedicó a criminalizar y perseguir a la comunidad mapuche con hipótesis que en forma permanente se revelaron falsas. Se negó asimismo a investigar las llamadas telefónicas entre el jefe de gabinete del Ministerio de Seguridad, Pablo Noceti, y los responsables del operativo del 1 de agosto pasado.

El apartamiento de Otranto es un golpe también al operativo impunidad dirigido directamente desde el Ministerio de Seguridad para encubrir su responsabilidad directa en la desaparición de Santiago. En las últimas semanas el hostigamiento y las agresiones contra las comunidades mapuches para amedrentarlos en su lucha fueron aumento. Pocos días atrás, grupos parapolicíales incendiaron casas de las y los habitantes de Vuelta del Río que habían reclamado el apartamiento del juez.

A poco de cumplirse dos meses del comienzo de esta lucha, resulta de primer orden que los organismos de DDHH sigan de cerca la labor del nuevo juez. Por otra parte, es necesario multiplicar la movilización y lucha popular para echar a Bullrich y Noceti y por la aparición con vida de Santiago.