Coloquio de IDEA: El capital está de fiesta


Entre los días 11 y 13 de octubre se desarrolla en Mar del Plata el Coloquio de Idea. Los principales empresarios de país se reunen con políticos y funcionarios para delinear su agenda. La apertura contó con la participación de la gobernadora Vidal y el cierre estará a cargo del propio Mauricio Macri. La burguesía cierra filas detrás de Cambiemos. 
El exclusivo Hotel Sheraton de Mar del Plata es escenario del Coloquio de Idea, encuentro que cada año reúne a los representantes más importantes del empresariado local, con políticos y funcionarios. En esta 53° edición, a diez días de las elecciones, el Coloquio cuenta con una participación más nutrida que la habitual, tanto de parte del sector empresario como del gobierno, destacándose, por ejemplo, la participación de Paolo Rocca, titular de Techint, quien no acostumbra ser participante del evento.
Sin dudas, esta nutrida participación patronal, se debe al optimismo del sector, que ve en el gobierno de Cambiemos a un representante fiel de sus intereses y expresa el apoyo sin fisuras al oficialismo para consolidar un nuevo ciclo político definitivamente en el país. Por los pasillos del hotel y en las distintas conferencias, debaten sobre el rumbo a tomar tras las elecciones: el tipo de cambio, las reformas laboral e impositiva, la productividad… De la encuesta que completaron los asistentes al Coloquio se desprende que el optimismo empresario es el más importante de las últimas dos décadas: el 84% asegura que la situación económica es mejor que seis meses atrás, mientras que casi el 90% prevé que será aún mejor en el próximo semestre.
El gobierno, sin dudas, puso toda la carne al asador. Sus principales referentes participan de forma destacada en la cumbre del capital. María Eugenia Vidal, Marcos Peña y Horacio Rodríguez Larreta, se hicieron presentes e intervieron activamente en el evento. Mauricio Macri, por su parte, tendrá su turno el día viernes, para el cierre del Coloquio. Desde Cambiemos, con las encuestas en la mano, tampoco ocultan su optimismo y piden apoyo al empresariado para avanzar con las reformas estructurales que estos les demandan.
La nota de color la dieron los dirigentes cegetistas que de forma bochornosa se hicieron presentes en el Hotel Sheraton para participar del Coloquio y mantuvieron reuniones con distintos líderes del sector patronal, como Rattazzi, Stanley y Andreani. Entre los burócratas participantes, estuvieron el triunviro Schmid, Piumato, Andrés Rodríguez y Caló. Consultados por la prensa, ratificaron su conformidad -como lo vienen haciendo- para negociar la reforma laboral convenio por convenio. Caló fue aún más explícito al sentenciar “estamos acompañando al gobierno, quien lo duda”, graficando sin disimulos la política de tregua que la conducción cegetista viene promoviendo.
El Coloquio de Idea muestra de forma transparente la euforia y el clima de fiesta que vive un sector minoritario de la sociedad, el del capital que cerró filas con un gobierno que lo representa sin ningún tipo de mediación. Anticipa de este modo que después de octubre se terminará el “gradualismo” para dar paso de lleno a las reformas estructurales neoliberales. Bien distinta es la realidad de la inmensa mayoría del pueblo trabajador, allí mismo en Mar del Plata -capital de la desocupación y el trabajo precario- y en todo el país, castigado por las crudas políticas de ajuste y represión.