Tarifazos: una de las peores caras del ajuste


Provincia de Buenos Aires localidad de olivos 14 de julio 2016 Protesta por el tarifazo en av maipu 2200 quinta de olivo foto Rolando Andrade Stracuzzi ley 11723

Tras las elecciones legislativas, el macrismo avanza decidido a llevar adelante el ajuste en las áreas más sensibles para la vida del pueblo trabajador. Los anuncios de los próximos aumentos en servicios y transporte público muestran que el gobierno sólo está interesado en obtener más ganancias para los empresarios.

El ajuste no viene solo y los anuncios de Mauricio Macri el lunes en el CCK, confirman que el ataque contra nuestro pueblo vendrá desde varias aristas. Reforma laboral, tributaria, previsional, el ataque contra la organización sindical de trabajadores/as, el recorte en las áreas del Estado bajo el nombre de “Modernización”, se sumarán a un golpe directo e inmediato: el aumento de las tarifas en los servicios.

Nafta
No habían pasado ni 24hs de las elecciones legislativas cuando se anunció un aumento del 10% al combustible como parte de la liberación de precios del sector. Es el plan trazado por el ministro Aranguren, ex CEO de Shell, “sorpresivamente” una de las petroleras más beneficiadas por esta politica. En tanto el empresario devenido en Misnitro de Transporte Guillermo Dietrich ya anticipó la necesidad de disminuir los subsidios al transporte, lo que anticipa un aumento en colectivos, trenes y subtes.

A su vez, el mismo 23 de octubre, mientras la nafta aumentaba, se conocieron mediante boletín oficial los llamados a audiencias públicas en varias provincias para regular la tarifa del gas y la luz.

Gas
A pesar del llamamiento a audiencias pautadas para el 17 de noviembre, el mismo Ministro Aranguren confirmó que a partir del 1 de diciembre subirá el precio del gas en todo el país. Los cálculos de ajuste, anuncian que la tarifa estará un 40% más cara que este año. El incremento supone una combinación entre actualización de tarifa convenida desde el año pasado y una suba adicional por la inflación. El aumento acumula ya más de un 500 por ciento en solo dos años, muy lejos de los aumentos recibido en el salario de la clase trabajadora.

Luz
Siguiendo con el discurso de la “actualización de precios” el gobierno está dispuesto a dar vía libre para que las empresas de luz eléctrica avancen con el aumento de tarifas y reducir así el aporte de subsidios. Al 42% aplicado en febrero de 2017 se le suma el 20% de aumento a ejecutarse en diciembre de este año y otro 17% en febrero de 2018 (sin contar los aumentos de 2016). A su vez, por si fuera poco, “el ENRE debe reconocer a Edenor y a Edesur la diferencia del VAD [la remuneración para las compañías por el servicio de distribución] que se produce por la aplicación de la gradualidad del incremento tarifario reconocido en la RTI en 48 cuotas a partir del 1° de febrero de 2018”. Y esto, además, estará sujeto a nuevos aumentos por la inflación.

Transporte público
El gobierno nacional planifica una reducción del 6% en los subsidios al transporte. En este sentido, el jefe de Gabinete Marcos Peña, confirmó que a partir de la primera semana de enero de 2018 comenzará a efectivizarse un aumento gradual en las tarifas del escalonada que serían de a 50 centavos mensuales durante todo 2018, llevando así al boleto mínimo (que hoy se encuentra en $6) a $12. También el tren cuyo boleto de ida y vuelta está en $4 terminaría costando $10 en diciembre de 2018 reflejando así un aumento del 150%.

Monotributo, ABL, celulares, prepagas
A partir de enero de 2018 también correrá el incremento en las cuotas del monotributo, afectando así a gran parte de los trabajadores y trabajadoras que trabajan de forma tercerizada. A partir de la aprobación de la ley 27.346 se especifica que la cuota de los y las monotributistas se incrementará en septiembre de cada año, tomando como referencia el aumento en la movilidad jubilatoria. En medio de la campaña electoral la AFIP anunció que el incremento en la cuota se aplicaría recién en enero de 2018.

Mientras se establece este brutal ajuste que deberán afrontar todos los trabajadores y trabajadoras monotributistas, el último aumento para jubilados y pensionados fue del 12,96% en marzo y del 13,32% en septiembre, es decir, de un 28% acumulativo.

Asimismo, están en carpeta aumentos en el ABL porteño, las facturas de celular (que muy lejos se encuentra de ser un bien de lujo) y las prepagas.

Enfrentar los tarifazos y la carestía
Es claro el panorama: mientras el gobierno ejecuta reformas estructurales, con la complicidad de sectores burocráticos y patronales adentro y fuera del Congreso, avanza hacia el mayor deterioro de nuestra calidad de vida con una transferencia millonaria del trabajo al capital aplicando sobre los trabajadores y trabajadoras el ajuste feroz en los servicios indispensables para beneficio de las empresas que se han beneficiado y enriquecido durante décadas gracias a las privatizaciones de los 90 que no se revirtieron durante el kirchnerismo. Mientras seguían acumulando millones a costa de nuestro esfuerzo, no realizaron por supuesto ninguna de las inversiones prometidas en los contratos de concesión de los servicios y con lo que pretenden fundamentar los aumentos.

¡Abajo los tarifazos!¡Movilicemos por su derogación ya!
¡Apertura de los libros contables de las empresas para que se sepa cuánto han ganado en estas décadas!

¡Estatización de las privatizadas que prestan servicios bajo control de trabajadores/as y usuarios/as!